Loading...
  • Susana Gonzalez Derecho Digital y Tecnológico

    Susana Gonzalez

¿Qué pasa con Google y la acusación de abuso de posición de dominio?

¿Qué pasa con Google y la acusación de abuso de posición de dominio?

Esta mañana  he tenido ocasión de charlar con Angel Expósito en La mañana de Cope sobre la reciente noticia de la acusación a Google por parte de la Comisión UE de abuso de posición de dominio restrictiva de la competencia.

 

Tema delicado y a la vez fácil de comprender si partimos de la libertad de mercado y de la defensa de la competencia como algo que debe existir y debemos proteger. Entenderemos así que, en realidad, la mera posición de dominio en un mercado supone que una empresa haya adquirido tal situación de independencia que le permita operar o actuar en el mercado sin tener en cuenta a clientes, competidores y proveedores.

Ostentar tal situación de dominio no está sancionado, al menos no en la legislación española; ya que puede ser fruto de una excelente gestión empresarial y, a su vez, puede precisamente favorecer la sana competencia que lleve a otros empresarios a procurar una mejora en su posición.

La acusación de la Comisaria de Competencia de la Comisión Europea en realidad deriva de una investigación en la que, al parecer, existen datos para que consideren que el buscador pueda estar realizando una explotación abusiva de esa posición de dominio en el mercado; lo que, de probarse, sí podría ser objeto de sanción millonaria (estamos hablando del entorno de los 6.200 millones de euros, ya que se habla de una sanción no habitual de hasta el 10% de la facturación anual).

Como tal explotación abusiva podemos entender legalmente aquella que pretenda, cometiendo excesos, restringir o vulnerar la libertad de competencia obteniendo ventajas, es decir, debilitando a sus competidores; obstaculizando la entrada de otras empresas; aplicando precios o condiciones injustas a clientes o proveedores u obligando a contratar condiciones accesorias al contrato; limitando el mercado en perjuicio de los consumidores o negándose a satisfacer demandas de compra.

¿Qué sucede con Google que es mirado con lupa?

Tras cinco años de investigación preliminar, la Comisión Europea ha enviado un pliego de cargos a Google, acusándole de abuso de posición de dominio por favorecer de forma sistemática a su servicio de comparación de precios (Google Shopping) frente a otros servicios similares competidores en los resultados en su propio buscador, según indican existiendo indicios de que pueda estar obstaculizando a la competencia en perjuicio de los consumidores y frenando la innovación.

Es decir, que al parecer posiciona en los primeros puestos sus propios servicios especializados, lo que tratándose del propio buscador, conocedor de sus parámetros de posicionamiento, como tal no sólo no me resulta extraño, sino que entiendo pueda ser una gestión empresarial notable, siempre que verdaderamente no se pruebe el exceso previsto por la ley para poder considerar tal gestión como algo sistemático y sancionable.

Google no tardó en defenderse en su blog indicando razones por las que entiende que actualmente los usuarios tenemos más “más elección ahora que nunca“. Habrá que esperar a conocer el resultado, apostando porque obviamente el buscador cuente con una impecable defensa  para lo que se le ha trasladado un período de 10 semanas, en cuyos primeros días el efecto contrario que suele producirse se ha intensificado, ya que todo aquel que no conociera Google Shopping se habrá acercado a conocer las bondades del comparador.

Anuncian también que se abre investigación anti-monopolio contra Google en relación a los acuerdos con fabricantes de dispositivos móviles en los que se incluye el sistema operativo Android “de serie”, y en los que a su vez obviamente el sistema nace con las apps, herramientas y resto de servicios de Google.

De nuevo, este tipo de acuerdos no son sancionables de por sí, sino que lo que se va a investigar es que en base a los mismos se esté actuando en perjuicio del consumidor y del impulso innovador.

Veremos en qué queda la cosa. En mi opinión muy personal, seguramente se estarán haciendo las cosas muy bien tanto por Google como por los organismos e instituciones que velan por el cumplimiento de la legalidad en este tipo de cuestiones. No está de más que se abran investigaciones, del mismo modo que no está de más considerar las ventajas de quien lo haga bien, por muy bien que lo haga.

By | 2017-06-05T12:20:30+00:00 abril 14th, 2015|Artículos Derecho TIC, Artículos opinión, Blog|0 Comments

About the Author:

Abogado especialista en Derecho Digital y Tecnológico, seguridad de la información, Auditora jefe ISO 27000, protección de datos y Ciberseguridad, innovación, estrategia digital, marketing y comunicación #AlwaysON©

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.