Loading...
  • Susana Gonzalez Derecho Digital y Tecnológico

    Susana Gonzalez

La gamificación como herramienta de comunicación. Hagan juego señores!

La gamificación como herramienta de comunicación. Hagan juego señores!

Gamificación: Del branded content al branded entertainment.

Gamificación, branded content y branded entertaiment

Las tendencias de marketing digital prevén que las estrategias basadas en juegos tendrán un protagonismo clave en 2016.

 

Y esto, ¿en base a qué? A que actualmente la tecnología nos proporciona buenos datos con los que comprender e interpretar las conductas de consumo y, al parecer, un nuevo cambio de paradigma se ha producido con la digitalización en la era de la información. Y es que el exceso de contenido, no siempre de gran valor y muy repetitivo sobre las mismas temáticas, empieza a cansar al consumidor, quien además ha de diversificar a la vez que intensificar su tiempo buscando economizar su atención a aquello que realmente le aporte. El valor y la aportación parece estar cambiando hacia una mayor implicación frente a la mera lectura de contenido como espectador.

Este hecho está llevando a las empresas a innovar en sus estrategias de marketing digital buscando alternativas que les permitan dar el salto del branded content al branded entertainment con el fin de obtener una mayor interacción y conexión del consumidor con la marca a través de aplicaciones de gaming.

Estadisticas 2015 gamificación. Marketing Digital.

Estadisticas 2015 gamificación. Marketing Digital.

Os invito aquí a echar un vistazo a las estadísticas previstas a primeros de año mediante una documentada infografía de eLearning Industry (Haced click en la infografía para abrirla y poder verla bien).

Si reflexionamos sobre estos datos, ¿Alguien de verdad cree que van a seguir funcionando los puntos del supermercado, las tarjetas de fidelización con un sello, las ofertas de sartenes y descuentos en la leche a punto de caducar?.

El consumidor ha cambiado y ya no sólo no se siente orgulloso de ningún logro con ello, sino que le estorba en la cartera toda esa cantidad de ofertas inútiles.

Gamificación  o gamification (ludificación, para los más castizos) viene a ser incorporar las mecánicas y dinámicas del juego (son dos cosas distintas, en breve lo tratamos) a entornos o negocios que nada tienen que ver con lo lúdico, buscando una mayor atracción, fidelización y compromiso con la comunidad o marca  (un punto más allá al inicial engagement o hasta el enganche si es posible, para los más castizos). En definitiva, buscando un incremento de las ventas más adaptado a los actuales requerimientos de consumo.

Para muchos sectores se antoja un reto muy complicado, la verdad… ¿Imagináis un despacho de abogados que os ofrezca una app de entretenimiento en la que seáis protagonistas virtuales en la resolución de un conflicto o consulta? Yo sí. Y estoy segura que pronto se conseguirá con éxito, siempre que se establezca sobre un plan sólido en el que el juego cumpla la pirámide de requerimientos básicos de su psicología, y que a la vez aproveche la potencialidad de los avances tecnológicos y las constantemente nuevas técnicas de comunicación.

Hagan juego, señores! ¿Apostamos cual será el primer despacho español que apueste por esta tendencia en innovación en el sector jurídico-empresarial?. Yo visualizo a mi amigo Miquel Fortuny dándole una vuelta a este tema en breve… por algo es pionero en estos menesteres. Aunque seguro que a estas alturas más de uno estaréis pensando “Susana ha vuelto muy zen de las vacaciones.. se le ha ido bastante”. Veremos!

Todo está estudiado. Las mecánicas de juego son algunas reglas que permanecen constantes en el diseño de los juegos procurando que lo pasemos bien. Buscan hacer disfrutar a través de la participación, del compromiso, de los retos que se presentan en un camino que no se antoje fácil ni corto, que no atisbe un final o al menos no tan cercano para los menos habilidosos.

Gamificación. Marketing digital.

Gamificación. Marketing digital.

Psicológicamente, las mecánicas del juego están siendo muy utilizadas para las mejoras cognitivas y para potenciar desempeños y habilidades (ambas cosas a todas las edades). Entre ellas encontramos la típica obtención de puntos y/o de moneditas que giran; la posibilidad de ir avanzando mientras recogemos objetos con mayor o menor valor o que nos proporcionan más o menos súper poderes para avanzar hacia el destino; un camino repleto de distintos niveles y, por supuesto, no podría faltar una buena clasificación comparativa con otros jugadores. Si jugamos bien o ganamos y no lo podemos contar a los cuatro vientos no es interesante, y ya si extrapolamos los resultados a las redes sociales puede ser lo más, porque conseguiremos aportar notoriedad social, posibilidad de obtener feedback e interrelaciones.

En este punto en el que extrapolamos datos de resultados a redes sociales es donde cabe un reto jurídico en torno al Big Data en la gamificación. El ingente número de datos que los usuarios puedan “dejar” en su participación en juegos “pasados por las redes sociales” supone como mínimo la cesión de la ubicación en muchos casos (pensemos ya en los Badges y Mayorships de Foursquare); cuentas de correo electrónico; número de teléfono móvil e incluso tarjetas de crédito, etc cuyo uso y tratamiento legal, o no, deberá ser objeto de un buen estudio y regulación.

Por otra parte, las dinámicas de juego vienen a ser las situaciones que el juego ofrece alcanzar como motivación en cuanto que emociones personales implicadas en el juego. Es decir, las recompensas, los distintos nombres o status que se puedan adquirir durante el juego, la competición y los logros obtenidos, entre otras.

Sumando dinámicas y mecánicas, de lo que se trata es de atraer la motivación de las personas gracias al entretenimiento. Conseguir que algunas acciones que puedan resultar aburridas dejen de serlo, incentivando al consumidor a participar en la actividad y a interactuar de forma directa – individual o en comunidad –  (¿Es aburrido formular una consulta a tu abogado?, ¿Es aburrido rellenar impresos?). Se trata de buscar captar la concentración en base a la competición, al esfuerzo y al anhelo de obtener una o varias recompensas.

¿Qué le pediríamos a esta herramienta de gamificación en el sector jurídico?.

Partiendo de la base de que pueda tratarse de un consumidor incrédulo ante las soluciones de conflictos judiciales y generalmente poco acostumbrado a la abogacía preventiva, se me ocurren varias cosas que el juego debería conseguir:

  1. Que más allá de pasar un buen rato con un juego, éste cubriera sus necesidades. La tecnología ha convertido al consumidor en el más influyente productor de contenidos para las marcas. No existe estrategia de marketing actual que no se enfoque de forma directa en un profundo análisis de la opinión de los consumidores y en cubrir sus puntuales necesidades. La idea podría ser implicarle compitiendo como protagonista de forma directa en el planteamiento de disyuntivas.
  2. Buscar la participación directa del consumidor, considerándole un auténtico protagonista que toma las decisiones, viéndose directamente implicado en la asunción de riesgos, siempre inherentes, y en la obtención de una solución, o mejor aún, de más de una alternativa (así también viviría en primera persona lo que muchas veces los abogados sentimos al tener que tomar un camino entre varios posibles, ninguno de ellos muchas veces convincente del todo, y ninguno de ellos con garantías nunca).
  3. Ser capaz de conseguir del consumidor un compromiso con la marca a medio o largo plazo, manteniendo su interés e incluso una comunicación efectiva con la marca a través del juego. Para ello, quizás aprovechando la hiperconexión y la multifunción de dispositivos, podría procurarse afianzar el sentimiento de pertenencia a la comunidad generada por la marca del despacho aportándole recompensas con un marcado carácter de reconocimiento social.

¿Qué os parece? ¿Creéis que terminaremos jugando a las películas de abogados? Yo sé de alguien que aportaría mucha intriga y glamour a este litigio virtual, aunque… no sé yo si en la resolución extrajudicial de conflictos o más bien enfundado en sus maravillosos trajes, eh Harvey? 😉

Tengo muchas ganas de conocer la opinión de mis grandes amigos Jesús Fernández Acevedo, a quien la fuerza siempre le acompaña y Eneko Delgado, quien constantemente nos enseña a salir de La pacífica Comarca y enfrentarnos a los riesgos  con valentía y resistencia. ¿Algún juego mix entre inteligencia artificial y buena base de datos de jurisprudencia ha surgido ya en los LegalHack?.

De hecho… ¿No os da en la nariz que este reciente anuncio de Adidas tiende a sorprender con algún juego en breve? #CreateYourOwnGame 

Fuente imagen 1fruit_pacman.jpg By hotblack
Fuente imagen 3:  cardsCN2405.jpg By clarita
By | 2017-04-17T21:15:31+00:00 agosto 21st, 2015|Blog, Marketing Digital|2 Comments

About the Author:

Abogado especialista en Derecho Digital y Tecnológico, seguridad de la información, Auditora jefe ISO 27000, protección de datos y Ciberseguridad, innovación, estrategia digital, marketing y comunicación #AlwaysON©

2 Comments

  1. Juan Carlos Jiménez Aznar 22/08/2015 at 12:03 pm - Reply

    Espectacular artículo Susana.
    Conoces alguna firma legal extranjera que ya esté implementando esta tendencia de gamificación?
    Muchas gracias por tan buenas ideas

    • Susana 25/08/2015 at 3:11 pm - Reply

      Mil gracias Juan Carlos!! Un placer que te haya parecido interesante y que removamos un poco el sector de cara a incorporar metodologías innovadoras en gestión y comunicación.
      Te diré que estuve brujuleando y no encontré ningún caso claro de juego ONline en web jurídica que realmente implique al cliente. Sí hubo un caso de un despacho francés (racine.eu) que en su día lanzó un test o cuestionario con premios del tipo botella de champagne y acceso a la pasantía en su despacho, pero lo mantuvieron solo hasta enero de 2014. Quizás quedó en una iniciativa puntual más destinada a la incorporación de nuevos miembros de una forma novedosa que a generar comunidad con potenciales clientes, que sería la idea o reto.
      La mayoría de los intentos que he encontrado en webs de abogados o despachos en USA van más orientados a la motivación del equipo y liderazgo (incluso en Intranet) o a potenciar el e-learning o proyección de personas en prácticas, como es el caso de Cadwalader.com que en la sección de MakeHistory incluye una pestaña de “Have some fun” con juegos para averiguar lo que han aprendido en estancias en el despacho.
      Esa sería la idea, algo divertido y casual pero repleto de opciones al público general y más orientado a aplicación normativa a casos concretos que a juegos o pasatiempos tradicionales.
      Que yo sepa no conozco más, aunque tampoco he auditado la red entera, claro! 😉
      Te mantengo informado.
      Mil gracias de nuevo y un fuerte abrazo.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.