Loading...
  • Susana Gonzalez Derecho Digital y Tecnológico

    Susana Gonzalez

Ser o no ser influencer en twitter.. ¿es cuestión para tu marca digital?.

Ser o no ser influencer en twitter.. ¿es cuestión para tu marca digital?.

¿Qué significa ser “influencer”  en twitter y qué relevancia puede tener para la marca digital de tu empresa?.

Un influencer en twitter es el pajarito azul convertido en pavo real.

Ser o no ser influencer en twitter.. ¿es cuestión para tu marca digital?.

Ser o no ser influencer en twitter.. ¿es cuestión para tu marca digital?.

Fuente imagen: IMG_6539.jpgBy Huggie

El contenido en twitter se recuerda mejor que en otras plataformas de redes sociales.

A ver ahora cómo defiendo ésta osada afirmación…que me meto siempre en cada jardín…

En twitter el verdadero potencial radica en el recuerdo de los contenidos que publicamos. Es a lo que yo le llamaría impacto. Para las herramientas de métricas el impacto es algo bien distinto. El número de impresiones, de visualizaciones e interacciones de un tweet se miden como impacto, cuando el verdadero impacto es que recuerden que has sido tú quien escribió algo interesante sobre un tema, y ya más aún que cada vez que alguien quiera saber sobre un tema determinado te busque a ver qué actualidad has podido compartir en tu comunidad.

¿Generar este recuerdo influencia?.

La conexión con otros usuarios es el resultado, con mayúsculas. Un resultado con implicación directa para tu marca, y que debe contribuir a mejorar u optimizar la estrategia de comunicación de tu empresa, o sobre tu producto o servicio.

Se considera “influencer” a “alguien” cuya propia marca personal consolidada es capaz de generar confianza ante un concreto público objetivo y respecto de  temáticas sobre las que demuestra su experiencia. Entrecomillo “alguien” porque a pesar de que un influencer puede ser una persona física, un blog o web, un foro o cualquier otro tipo de medio que comunique; detrás de cada cuenta en internet existe una persona imprimiendo una marca personal y valores, suyos o en su caso, los de la empresa/institución que representa conforme al plan de comunicación que tenga definido. Al final, influencers son las personas, porque son capaces de atraer, de generar emociones, confianza y por tanto valor. Algo que me gusta llamar “El internet de las personas” (inteligencia emocional en la red).

A muchas “celebrities” se les considera influencers en redes sociales porque su fama adquirida en televisión, cine, teatro, radio o prensa les dota de la suficiente capacidad de visualizar a gran escala y alcanzar fans del contenido que publican, razón por la que en muchas ocasiones les vemos compartiendo imágenes de determinadas marcas para darlas a conocer o introducir un producto en el mercado (esta actuación se conoce como prescriptores de marcas).

Algo parecido lleva unos años sucediendo por l@s bloggers, quienes a través de sus blogs han conseguido hacerse un hueco en este sector, siendo en su mayoría contratad@s o llamad@s a colaborar en publicaciones, a acudir y/o escribir en su blog sobre un evento, presentación de producto o servicio o del producto o servicio en sí mismo, muchas veces a cambio de dinero y otras a cambio del producto en especie.

En muchas estrategias de relaciones públicas digitales se cuenta con este tipo de influencers para obtener reseñas de bloguer@s, lo que vemos a menudo en blogs de marketing pagados.

Ser o no ser influencer...¿Es cuestión para tu marca?

Ser o no ser influencer…¿Es cuestión para tu marca?

Sin embargo, son “influencers” – desde mi osado punto de vista – en sentido estricto aquellas personas capaces de liderar opinión. Personas, generalmente profesionales, que se han labrado una reputación online consolidada en plataformas de internet y redes sociales, con marcado carácter diferenciador sobre determinadas temáticas y que, además, se han sabido mover en el sector hasta conseguir que su opinión adquiera cierto grado de notoriedad.

Fuente imagen DSC_5835_IvanMelenchonSerrano_MogueFile.jpgBy imelenchon

Estas personas se caracterizan por su capacidad de generar verdadero “engagement” (nivel de confianza en el público o concreta comunidad) en los seguidores en redes sociales y, por tanto, independientemente del número de seguidores, de su puntuación en rankings sectoriales (la inmensa mayoría de ellos son tan sectoriales que se realizan de forma privada entre privados lectores, seguidores o colegas), o en klout (cuyos parámetros miden más la cantidad de redes trabajadas y la interacción generada que el verdadero contenido de valor) son recordadas por el público objetivo como referentes sobre una materia determinada.

En todos los casos, considerar a alguien influencer es presuponerle visibilidad y capacidad de generar comunidad o aportarla al producto o servicio que prescriben en redes sociales allá donde tienen su público objetivo. Un público amplio o comunidad de seguidores al que generalmente las marcas de productos o servicios a prescribir no podrían llegar o al menos no en el tiempo record que se tarda en enviarse un tweet.

¿Y por qué twitter?

Porque es la red más utilizada para compartir información en eventos, porque es la que aporta mayor inmediatez al lanzamiento de un contenido que, a su vez, pueda llevar a un blog o a una imagen concreta con un alcance exponencial brutal, no sólo a posibles seguidores del influencer sino también a los seguidores de los seguidores ante el impacto de cada RT.

Algo que cuesta más conseguir compartiendo contenido serio y profesional que bobadas, pero …  para gustos los colores, ya que como sabemos existen influencers así considerados por subir vídeos de mamarrachadas a Youtube con K´s de visitas que les generan no sólo dinero suficiente como para animarse a subir más vídeos con mamarrachadas, sino una notoriedad importante que garantiza que la siguiente mamarrachada a buen seguro será también visualizada y compartida. Conclusión: Generan igualmente visibilidad y comunidad y tienen su público.

Utilizar el impulso de influencers que hablen de tu marca, producto o servicio; e incluso si eres profesional colaborar y conversar con ellos, puede ser una parte positiva de tu estrategia digital. Basar en ello exclusivamente tu estrategia deriva en basar en el colegueo la exposición de tu experiencia y valor añadido diferenciador.

La cuestión es que el Sr. Gratis hace siglos que murió. Aunque aún muchas veces se produce una especie de fe ciega en su supervivencia, olvidaos, es sólo cuestión de fe. Hoy en día no hay persona en redes sociales con cierto nivel de influencia que se permita dar a conocer tu producto by the face.

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por un tweet?

Si, has leído bien, pagar. La pasada semana tuve ocasión de conversar personalmente con una celebrity que me contaba que ha llegado a cobrar desde 250€ por tres tweets en un evento a 3500 € por un solo tweet. Como lo leéis! Y pensaréis “Y nosotros que compartimos verdaderas conversaciones y post interesantísimos gratis!….”, mientras alguien va a algún evento y además de poder ponerse como el Kiko de jamón y cava gratis se permite cambiar el “ahora voy lo tuiteo” por un “te lo tuiteo por tres milki”.

Pues sí, pero como funciona, debemos pensar que es un nicho de negocio que han sabido encontrar con acierto quienes el carácter de influencer lo llevan ganado a pulso por otros éxitos. Ahora me pregunto… tuiteará Messi gratis algo sobre sus nuevas botas? ¿A cuánto el kilo de tweets del figura argentino? 😉

Tanto si la promoción de tu marca a través de terceros o mediante herramientas de pago no es, de momento, el interés de tu empresa o proyecto, como si así lo fuera, mi recomendación siempre es ser fiel a procurar compartir tus fortalezas o las de tu producto o servicio, desde la sensatez y la humildad, desde el contenido que lo defina y que, a su vez, le diseñe la identidad como marca digital.

¿Cómo beneficiar tu marca en twitter centrándote en el contenido?

Otra vez elijo twitter, porque creo importante conseguir la identificación de la marca al instante y twitter es una red ágil, porque en la mayoría de las ocasiones la mejor publicidad desde el contenido es aquella que provoca un fuerte impacto emocional que pueda generar ese recuerdo; y además porque es importante procurar utilizar textos atrayentes que generen interacción, algo para lo que twitter funciona a las mil maravillas.

Para ello, algunas pautas podrían ser:

1. Conseguir que se reconozca nuestra marca al instante: Recordemos que en twitter el tiempo de visualización de un tweet es mínimo, luego debemos conseguir no sólo que el usuario seguidor lo lea, sino invitarle a la #acciON de entrar al enlace citado con tu contenido técnico, campaña o publicidad, o a la imagen que pretendemos acercar.

Para ello es importante que nuestro logo y/o imagen y nuestros colores corporativos se mantengan estables en el tiempo, favoreciendo una más ágil identificación con nuestra empresa o proyecto. Además, y dado que se dice que ya en el actualidad el acceso a los contenidos desde las redes sociales se hace desde dispositivos móviles en más de un 80%, lo ideal es poner al usuario las cosas fáciles, y que la web, página de la promoción o landing page resulten optimizados para móviles.

2. Fomentar el recuerdo provocando una respuesta emocional de conexión con tu marca: Todo está estudiado. También entonces está estudiado que todo aquello que nos pegue emocionalmente o nos guste y haga empatizar, somos más proclives a recordarlo y compartirlo, lo que genera comunidad y visibilidad. También está comprobado que en la actualidad compartir a través de la imagen (fotos y/o vídeo) genera exponencialmente mayor recuerdo y fidelización.

Obviamente no todos nuestros seguidores tienen los mismos gustos ni intereses y quizás lo interesante sea poder segmentar contenidos a aquellos realmente interesados en cada cuestión que compartimos. Para esto twitter también es una red que permite a las marcas enfocarse en determinados consumidores mediante la utilización de los hashtags, palabras claves, usuarios listados e incluso utilizando la geolocalización para la realización de ofertas de proximidad.

3. ¿Interacción y conversación o silencio y reenvío a leer sin aparecer? Como se acerca septiembre, esta pregunta es de mínimos. A nadie se le ocurre hoy en día decir que consumidor prefiere que la marca no le conteste. Pongamos por caso, llamas por teléfono para reservar en un restaurante que te han recomendado, y cada vez que descuelgan el teléfono te cuelgan sin ni tan siquiera saber si tienes mesa libre o no. Vas de propio a ver qué les sucede con la línea de teléfono o más bien sueltas una buena sarta de tacos y decides que si te pierdes algún día justo ahí no te pillarán?.

Compartir contenido que fomente una #acciÓN es la clave, conseguir que te sigan, que te retuiteen, que te marquen como favorito, que te mencionen y comenten y dar respuesta ágil en las redes, concretamente en twitter es la base de una buena atención al cliente que va a conseguir fidelidad con tu marca.

Muchas personas consideran (e incluso lo indican en sus perfiles) que un RT no significa que suscriban lo que retuitean. En estos casos, si ellos lo dicen, será. Pero, sabiendo que todos leemos muchísimo cada día en redes sociales, y no todo lo compartirmos, desde mi punto de vista, la simple acción de retuitear o compartir información con nuestros seguidores, si no es suscribir 100% es al menos un acto expreso de compartirlo por segmento de interés, porque si no… ¿por qué compartirlo entonces si cuesta menos no hacerlo?. Básicamente, marcar como favorito o retuitear ya refuerza una respuesta emocional positiva, una llamada a la acción que ha funcionado.

Utilizar twitter con eficacia e interacción para visualizar tus campañas de marketing de contenido, aderezadas con un fuerte factor visual y emocional proporciona innumerables ventajas a tu marca: relevancia, recuerdo de imagen y fidelización al producto y/o servicio.

Son los valores de tu marca y la concreta gestión personal de las redes sociales las que convertirán a tu marca en influencer de tu sector de actividad. Eso sí, mucho dinero por algunos tweets que en poco tiempo canalicen la información a muchos seguidores que depositan confianza o muchos tweets trabajados y respuestas personalizadas durante largo tiempo para conseguir algo similar. Lo primero sin lo segundo jamás funcionará, luego… empezar por lo segundo seguro que como mínimo consolida la confianza en tu marca digital.

By | 2017-04-17T21:17:05+00:00 agosto 11th, 2015|Blog, Marketing Digital|2 Comments

About the Author:

Abogado especialista en Derecho Digital y Tecnológico, seguridad de la información, Auditora jefe ISO 27000, protección de datos y Ciberseguridad, innovación, estrategia digital, marketing y comunicación #AlwaysON©

2 Comments

  1. Alf-Choice 27/10/2015 at 1:22 pm - Reply

    Me parece un tema muy delicado y a tener en cuenta, Susana. Que bueno poder leer estas notas para emprender con base y sobre la linea de la profesionalizaciÓN y la diferenciaciÓN. Un fuerte brazo.

    • Susana 27/10/2015 at 5:22 pm - Reply

      Muchas gracias Javier!!
      Vamos aprendiendo siempre todos compartiendo. Un abrazo y de nuevo gracias por detenerte a comentar aquí 😉

Leave A Comment