Loading...
  • Susana Gonzalez Derecho Digital y Tecnológico

    Susana Gonzalez

5 metas a alcanzar en marketing digital en 2016

5 metas a alcanzar en marketing digital en 2016

Propósitos de año nuevo para nuestro plan de Marketing Digital

Artículo publicado en Law & Trends

marketing digital

5 propósitos de año nuevo para tu plan de marketing digital

El año pasado, también en 29 de diciembre, me lanzaba a la aventura de pronosticar  algunas tendencias de marketing digital para 2015 y, para mi sorpresa, ha sido un año que ha debido pasar demasiado rápido, ya que muchas de ellas son ya tendencias más que consolidadas y, sin embargo, continúan como incumplidas en un altísimo porcentaje.

Esa ha sido la razón por la que, pensando en un artículo de enfoque práctico en colaboración con Law & Trends para finales de 2015, he dejado de pensar en pronósticos y he enfocado esas tendencias como propósitos, analizando también por que solemos incumplir nuestras metas de primeros de año y qué podemos hacer para conseguir nuestros objetivos.

Una reflexión especial me merece sin duda el cumplimiento legal. Ha sido un año de mucho trabajo y gran crecimiento para el sector de derecho digital. La transformación digital de las empresas sigue en auge y hay quienes auguran que esto acaba de empezar. Sin embargo, el grado de cumplimiento legal de las empresas en Internet es ínfimo.

Por deformación profesional no puedo evitar analizar empresas que surgen, o ya consolidadas, que carecen de los mínimos textos legales en sus páginas web, o que lo que contienen es copiado y pegado de otros en nula adaptación a su actividad real.

No os podéis hacer una idea de lo que se siente cuando un cliente solicita asesoramiento de abogado una vez se le ha producido el problema, revisas sus textos legales (textos que los titulares del sitio web muchas veces ni se han leído tampoco) y al preguntarles quién les redactó tales textos o quién les ha asesorado en la campaña de eMail Marketing de la que derivan las reclamaciones, y  las respuestas siempre son “me los incluyó el informático”; “los descargué gratis en una aplicación”, o “me los pasó la empresa de marketing digital que me diseñó los perfiles en redes sociales” ó, “no tenia ni idea de que para hacer campañas de mailing tuviera que recabar ningún tipo de autorización, la empresa de marketing me lo organizó todo y tiraron de directorios online, que para eso están online, no?”.

Ah…. muy bien!. Seamos serios. Vendamos servicios de calidad hasta donde verdaderamente seamos capaces de responsabilizarnos y, a partir de ahí, colaboremos con otros profesionales que puedan respaldar semejantes meteduras de pata a bajo coste inicial y muy alto coste de “reparación” del perjuicio causado.

Lo que todavía me resulta más grave es que esto suceda en sitios web de abogados o de sus despachos, o peor todavía de profesionales del marketing, y ya ni os cuento si se trata de profesionales del marketing jurídico que dedican sus días a hacer recomendaciones de digitalización, refuerzo de marca, etc a terceros y, sin embargo, son los primeros en no predicar con el ejemplo, en sus propios sitios web.

Veréis que se trata del propósito 5º del artículo, y no por ello el menos importante. Desde aquí, invito a que este 2016 sea el año en el que todo aquel que desee dormir tranquilo en su sitio en Internet, incluya en su plan de marketing digital una adaptación, revisión o primera inclusión de los textos que necesariamente debe contener su sitio web en cumplimiento de la normativa aplicable específica para cada actividad; así como  informarse de la legalidad de sus posibles campañas de comunicación. Y ya no sólo para evitar posibles responsabilidades y sanciones, sino para reforzar realmente su marca y dejar de aparecer como “vendedores de humo” contra la confianza online.

Desde aquí también, invito a que esta labor se haga evitando el intrusismo. No es ya una cuestión de precio, es una cuestión de conocimiento, de dedicación, de orientación al cliente, de especialidad. Los desarrolladores web  o las empresas de marketing pueden contar con unas plantillas de avisos legales, condiciones de uso, políticas de privacidad, políticas de cookies, concidiones de contratación, etc que “venden” en el kit a sus clientes, y no por eso están garantizando el cumplimiento legal.

Salvando las distancias ya que muchas de ellas sí tienen acuerdos de colaboración específicos con abogados digitales que se responsabilizan de hacer un traje a medida a cada negocio en la red, todos aquellos que ofrecen plantillas de textos tabla rasa para todos sin auditar y acompañar al cliente en dicho cumplimiento, están asumiendo un riesgo importante en perjuicio de sus clientes.

Para la adaptación legal es necesario conocer bien las leyes y las implicaciones legales de los incumplimientos en un entorno en constante cambio regulatorio e incluso plagado de lagunas o imprevisiones normativas que integramos con la debida interpretación de jurisprudencia, consultas a organismos regulatorios y cautelas legales.

Seamos sensatos y recordemos que cada maestrillo a su librillo.

Os dejo aquí de nuevo el link al artículo completo.

Felices fiestas y mis mejores deseos para el próximo año que en breve inciamos. Ojalá consigamos juntos construirlo óptimo, productivo y diferente 😉

 

By | 2017-04-17T21:00:57+00:00 diciembre 29th, 2015|En otros medios, Marketing Digital|0 Comments

About the Author:

Abogado especialista en Derecho Digital y Tecnológico, seguridad de la información, Auditora jefe ISO 27000, protección de datos y Ciberseguridad, innovación, estrategia digital, marketing y comunicación #AlwaysON©

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.